PAGO DE INDEMNIZACIONES

Es la principal obligación del asegurador, motivada por la ocurrencia de un siniestro indemnizable y notificado por el asegurado y determinada por la tasación de los daños producidos por el siniestro. En consecuencia, la indemnización se pagará con arreglo a los daños evaluados, pero con el tope máximo del valor asegurado que figure en el contrato. El asegurador puede cumplir con la obligación de indemnizar de diversos modos:

- Pagando en efectivo el importe tasado de los daños.

- Reparando o reemplazando a su cargo el objeto dañado.

- Tomando en todo o en parte, y por el precio de tasación, los objetos asegurados. Sin embargo se le reconoce al asegurador en alguno, casos concretos del Seguro de Daños patrimoniales.

PAGO EX-GRATIA

Pago de una indemnización bajo constancia de que no implica aceptación de la responsabilidad del asegurador de hacerlo y no constituye precedente o forma jurisprudencia, ni se hace por apremio o fuerza proveniente de lo pactado en el contrato de seguro y que se aparta de la literalidad de la póliza, ello ocurre en consideración a circunstancias especiales que justifican, por excepción, el pago.

PLAZO DE CARENCIA

Período, generalmente comprendido entre el momento inicial en que se formaliza una póliza y una fecha posterior predeterminada, durante el cual no surten efecto las garantías previstas en la póliza. El plazo de carencia, que en general sólo se estipula en los contratos de riesgos personales (seguro de Vida o Enfermedad) supone una defensa del asegurador frente a quienes suscribiesen una póliza, conociendo "a priori" que el hecho determinante de la indemnización (muerte o enfermedad, en los casos anteriores) iba a producirse inexorablemente de forma casi inmediata.

PLAZO DE GRACIA

Período de tiempo durante el cual, aunque no está cobrado el recibo de prima, surten efecto las garantías de la póliza en caso de siniestro. El plazo de gracia, que generalmente suele concederse durante el mes siguiente a cada uno de los vencimientos anuales de la póliza, tiene como justificación no sólo facilitar a los asegurados el pago de las primas sino, fundamentalmente, evitar las situaciones de injusticia que se producirían cuando un asegurado no hubiese satisfecho su recibo de prima por causas imputables a retrasos o deficiencias administrativas de la propia entidad aseguradora.

POLIZA COLECTIVA

Para distinguirla de la póliza individual, se da ese Nombre a aquella en la que, simultáneamente, existen varias personas aseguradas.

POLIZA INDIVIDUAL

Para distinguirla de la Póliza Colectiva, se da ese nombre a aquélla en la que sólo existe una persona asegurada.

POLIZA

Es el documento que instrumento el contrato de seguro, mediante el cual el asegurador conviene en proteger un bien, una propiedad o una vida, etc.. La póliza es suscrita, salvo pocos casos especiales, sólo por el asegurador (una de las partes contratantes), llamándosele "suscriptor" (underwriter), adhiriéndose la otra parte al contrato (póliza) y a todas sus condiciones.

PRESCRIPCIÓN

Pérdida de valor, vigencia o eficacia de algún derecho, acción o facultad, debida fundamentalmente a haber transcurrido y vencido el plazo durante el cual pudo haberse ejercitado. La prescripción de las acciones que competen a las partes de un contrato de seguro se regulan en las condiciones generales de la póliza, sin perjuicio del dispuesto en el Código Civil, con las especialidades que, en algunos casos señala el Código de Comercio. Normalmente, los aseguradores suelen fijar el plazo de un año para que el asegurado ejercite la acción de reclamación contra su decisión fijando o denegando la indemnización por siniestro. Cuando la indemnización se haya fijado contradictoriamente, la acción para exigir su pago prescribirá en los plazos señalados en el Código Civil, que actúan en este caso con carácter subsidiario.

PRESTACIÓN

La terminología aseguradora y en su acepción más amplia, equivale al conjunto de obligaciones del asegurador en caso de siniestro, pero en la práctica se utiliza más.

PRINCIPIO DE BUENA FE

El asegurado deposita su confianza en la empresa aseguradora, sin prueba tangible de que tal confianza está bien colocada, hasta que se produzca un siniestro v sea liquidado a su entera satisfacción; por otro lado, la empresa aseguradora debe basarse en las declaraciones del asegurado para apreciar correctamente el riesgo al cual se expone y cobrar la prima adecuada. Además el asegurador debe tener la certeza moral de que el asegurado evitará en la medida de lo posible de que se produzcan siniestros. Se trata de un pacto en que la confianza recíproca juega un papel importante y decisivo, se resume esta situación expresando que el contrato de seguro debe ser suscrito "ubérrimas fide" o sea con la mas escrupulosa buena fe. La buena fe constituye un principio básico y característico de todos los contratos de seguros, que obliga a cada una de las partes a actuar con la máxima honestidad. El asegurado está obligado a describir total y claramente la naturaleza del riesgo que pretende asegurar, a fin de que el asegurador pueda decidir sobre su aceptación y que pueda aplicar la prima correcta. En cuanto al asegurador, la buena fe, le exige facilitar al asegurado una información clara y exacta de los términos del contrato, que le permitan conocer e interpretar correctamente las condiciones generales de la póliza.

RENOVACIÓN

Es la puesta en vigencia de un seguro vencido, por un período igual al de la vigencia anterior. En seguros cuyas condiciones no varían sustancialmente, no será necesario emitir una póliza nueva sino simplemente un certificado de renovación.

SEGURO CONTRA ACCIDENTES PERSONALES

Protege contra los accidentes que pueda sufrir una persona causándole la muerte, invalidez permanente (total o parcial), incapacidad temporal para el trabajo, gastos de sepelio y, adicionalmente, gastos de curación.

SINIESTRALIDAD

Es una apreciación técnica de resultados de un negocio de seguros. Se representa por un índice o porcentaje que resulta de comparar el costo de los siniestros ocurridos y atendidos, con el monto global de primas devengadas en el mismo período: INDICE = S/P %.

El índice de siniestralidad puede referirse a un ramo de seguros, a las pólizas de un determinado asegurado o a la cartera total.

SINIESTRO

Es la aparición, acontecimiento, suceso o materialización del riesgo cubierto por el seguro. El siniestro es la manifestación concreta del riesgo asegurado, que produce unos daños garantizados en la póliza hasta por un monto determinado. Siniestro es el incendio que origina la destrucción total o parcial de un edificio asegurado; el accidente de tránsito del que resultan lesiones personales o daños materiales; el naufragio en que se pierde una embarcación o las mercaderías transportadas, etc. El siniestro es, pues, un acontecimiento que, por originar unos daños concretos previstos en la póliza, motiva la aparición del principio indemnizatorio, obligando a la compañía aseguradora a satisfacer, total o parcialmente, al asegurado o a sus beneficiarios, el capital garantizado en el contrato. El siniestro puede ser: TOTAL, cuando sus consecuencias han afectado a la totalidad del objeto asegurado, destruyéndolo completamente; es PARCIAL, cuando sus consecuencias sólo afectan a parte del objeto asegurado, sin destruirlo completamente. También el siniestro puede ser CATASTROFICO, correspondiendo a aquel que tiene su origen en hechos o acontecimientos de carácter extraordinario como son los fenómenos de la naturaleza, movimientos sísmicos, conmociones civiles o revoluciones militares, cte., cuya propia naturaleza anormal y elevada intensidad y cuantía de los daños que de ellos pueden derivarse, impiden que su cobertura quede garantizado en una póliza de seguro ordinario.

SUMA ASEGURADA

Es la cantidad que figura en la Póliza como límite de responsabilidad del asegurador. En otros términos, SUMA ASEGURADA 0 CAPITAL ASEGURADO, es el valor atribuido por el titular de un contrato de seguro a los bienes cubiertos por la póliza y cuyo importe es la cantidad máxima que está obligado a pagar el asegurador, en caso de siniestro.

TERCERO
Toda persona que resulta afectada por acciones del asegurado que generan situaciones de responsabilidad.

TERMINACION DEL SEGURO
Se refiere al hecho que pone fin a la vigencia del contrato de seguro, ya sea por la llegada del plazo de duración pactado, por el no pago de primas o por la ocurrencia del siniestro.

VALOR COMERCIALl
Se entenderá por valor comercial del vehículo asegurado aquel que tenga, en plaza, uno de la misma marca, modelo, año y estado de conservación.

VALOR DE RESCATE
Constituye uno de los valores garantizados en las pólizas de seguros de vida que generan reservas matemáticas, que consiste en el retiro del importe que le corresponde de la reserva matemática al contratante según el Cuadro de Valores Garantizados de la póliza respectiva, la que queda rescindida. En general se puede hacer efectivo al término de tres años de vigencia ininterrumpida del seguro.

VALORES GARANTIZADOS
Aplicable a los Seguros de Vida Individual que generan reservas matemáticas. Transcurrido periodo determinado, que generalmente es 3 años, desde la celebración del contrato y hallándose el Asegurado al día en el pago de las primas, podrá en cualquier momento exigir, un valor de rescate, un seguro saldado, un seguro prorrogado o pedir préstamos o avances, de acuerdo con el Cuadro de Valores Garantizados que debe formar parte de las condiciones de la póliza.

VENCIMIENTO DE LA POLIZA
Es la fecha pactada en el contrato para la finalización del mismo.

VICIO PROPIO
Se da cuando se origina una perdida, destrucción o daño ocasionado por la propia naturaleza del bien asegurado. No es indemnizable el daño producido por vicio propio del bien asegurado.

VIGENCIA DEL SEGURO
Es el plazo durante el cual el contrato está en vigor y el asegurado se encuentra cubierto.